7 Frases que sólo escucharás en Sheffield (I)

Para un extraño, el dialecto y la jerga de Sheffield debe sonar bastante raro. Aquí hay once frases que solo escucharás en la ciudad de acero. Espero que os resulte interesante

1.”Ey up”

Traducción: “¿Cómo estás?” O “¿Estás bien?”

Cuando saludas a alguien en un pub o simplemente ves a un amigo paseando por la calle, dices “ey up”. Es la frase de Sheffield. A veces, esta frase viene con un asentimiento de cortesía o incluso una sonrisa (pero nunca más que eso). Cuando alguien te dice esto, lo mejor que puedes hacer es devolver el gesto.

2.”Nah then”

Traducción: “Ahora entonces” (conversación general-arrancador)

Cuando alguien tiene algo importante que decir, abrirá la conversación con un “nah entonces”. Esta es una de las frases favoritas de la gente de allí. De hecho tienden a utilizarlo todo el tiempo.

3.”Ge’ore”

Traducción: “Dar más!” O “Cállate”

Cuando alguien piensa que estás hablando de un tema bastante insoportable, te lo hace saber diciéndo “ge’ore”. El final de esta frase se puede extender tanto como quieras por lo que suena más como “ge’ooooooooooooorrrreee” que cualquier otra cosa. De todos modos, esta frase no es agresiva. En realidad es una manera afectuosa de decirle a alguien que no es apropiado lo que está diciendo sin faltar al respeto. Es un mote utilizado más entre amigos.

4.”Tin tin tin”

Traducción: “No está en la lata”

Esta tiene es mi frase mi favorita de Sheffieldism de todas. Esta frase se utilza generalmente super rápido entre la gente local para probar si los forasteros pueden entenderles o no.

Sequimos conociendo las frases que sólo escucharás en Sheffield.

5.”Lug oil”

Trainslation: “Oído”

Si escuchas a alguien hablando sobre su “lug ‘oil”, no te preocupes, no han perdido la cabeza. Esta frase realmente significa “oído”. Por extraño que parezca, una persona de Sheffield no pensaría en remitirse a su oído. Extraño pero real.

6.”Mardy Bum”

Traducción: “Moody person”

No importa de seas, seguro que has escuchado este Sheffieldismo. Después de todo, Arctic Monkeys escribió una canción entera al respecto. Si alguien te llama “mardy bum” (y, en algún momento, lo harán), es mejor darle una sonrisa.

7.“D’ya wan’ that on a breadcake?”

Traducción: “¿Quieres eso en un rollo?”

Cuando alguien pregunta si desea carne de cerdo desmenuzada en un pastel de pan, no se asuste. No significan un pastel real. ¡Eso sería una locura! No, significan un rollo (o mazorca o pan). ¿Quién sabe por qué lo llaman pastel? Si le preguntas a la gente, tampoco parecen saberlo.

 

El Pasatiempo

El Pasatiempo es el padre de los parques temáticos. Es un parque temático del saber. Fue construido por los hermanos Juan y Jesús García Naveira, gallegos de nacimiento. Tras reunir una fortuna en América decidieron invertirla en su localidad natal, Betanzos.

Betanzos es un municipio situado en la provincia de La Coruña. Podemos encontrar este bonito pueblo a tan solo 23 kilómetros de La Coruña y es donde encontraremos esta maravilla. O al menos lo que queda de ella.

El Pasatiempo

El parque contaba con nada más y nada menos que 90.000 metros cuadrados, incluía laberintos, casas de espejos, multitud de estatuas. Además de jardines y estanques. Una obra faraónica hecha para ser disfrutada por todos nuestros sentidos.

Lamentablemente, tras la muerte de uno de sus creadores El Pasatiempo calló en el deterioro. Cientos de esculturas fueron vendidas o donadas. Fue utilizado como campo de tiro y vertedero provisiona. Un final poco digno para esta magnífica obra. Han podido sobrevivir al menos 8000 metros cuadrados que podemos etiquetar como parque.

Aún así conserva gran parte de su belleza. Las esculturas supervivientes son dignas de admirar. La fauna y la flora se abren paso ante ti, salen a  tu encuentro y nos recuerdan que en un tiempo pasado este fue el padre precusor de lo que ahora conocemos como  parques temáticos.

Por suerte, los ciudadanos se están movilizando para pedir más recursos y protección a este parque. Para que no desaparezca este parque que tiene tantísima historia a sus espaldas. El primer parque temático de Europa.

 

 

 

 

Raphael, cantante de éxito salido de Linares

Miguel Rafael Martos Sánchez, más conocido como Raphael (Linares, Jaén, España, 5 de mayo de 1943) es un cantante y actor español, reconocido por ser uno de los precursores de la balada romántica en España y en los países de habla hispana.

Su despegue como estrella musical se produjo a principios de la década de 1960. Entre sus canciones más famosas de este período, las cuales compuso la mayoría el compositor español Manuel Alejandro, se encuentran: “Yo no tengo a nadie”, “Poco a poco”, “Al ponerse el sol”, “Hablemos del amor”, su versión de “Mi gran noche”, “Cierro mis ojos”, “Digan lo que digan”, “La Sandunga” y “La Llorona”, estos últimos temas de origen mexicano. En 1966 filma su primera película como protagonista: Cuando tú no estás6 , a la que seguirían en años sucesivos siete películas más, todas con gran éxito de taquilla en todo el mundo, incluso en Rusia, Ucrania y Japón.

En 1966 y 1967, Raphael representó a España en el Festival de Eurovisión con sus éxitos “Yo soy aquel” y “Hablemos del amor”, quedando en 7º y 6º posición, lo que le convirtió en un artista conocido internacionalmente, comenzando una interminable serie de giras, cantando en los teatros y recintos más importantes del mundo, como el Olympia de París y el Madison Square Garden de Nueva York. El 25 de octubre de 1970 se presenta en el famoso “Show de Ed Sullivan”, emitido desde Nueva York, cantando en vivo en español, inglés e italiano, y consiguiendo una gran repercusión, al punto que vuelve a aparecer en el mismo a los pocos meses.

En 1982, el cantante español recibió un simbólico disco de uranio por las ventas de más de 50 millones de discos durante su carrera musical, premio único en el mundo entregado también a Michael Jackson y Queen. En estos años graba más canciones que se harán célebres a ambos lados del océano: “Qué sabe nadie”, “En carne viva”, “Como yo te amo” En 1992 alcanza un formidable éxito con el tema de ritmo latino “Escándalo“, compuesto por Willy Chirino.

A lo largo de su carrera Raphael ha grabado duetos con varias estrellas internacionales, como Tom Jones, Charles Aznavour, Albert Hammond, Patti LaBelle, Rita Pavone, Raffaella Carrà, Paul Anka e incluso con la actriz Gina Lollobrigida, así como con muchas de las principales figuras hispanas de varias generaciones: Julio Iglesias, Celia Cruz, Rocío Jurado, Mónica Naranjo, entre otros.

Desde hace más de 40 años interpreta canciones compuestas por el también español Manuel Alejandro, quien ha sido el compositor de Raphael de varios de sus discos. También interpreta en sus conciertos canciones del cantautor castellanomanchego José Luis Perales: “¿Y cómo es él?”, “Yo sigo siendo aquel”, “Frente al espejo”, entre otras.

Actualmente, Raphael es considerado uno de los cantantes más activos de los llamados “divos de la balada romántica”, realizando giras por toda América y Europa, transmitiendo desde hace más de 55 años de carrera artística, un repertorio pletórico de novedad, por lo cual, sus canciones más antiguas se están grabando de nuevo, masterizando así con sonidos modernos más allegados a la juventud actual.

Comienza el “Aid el Kebir” o “Fiesta Grande”

Mientras que en los países de tradición Cristiana nos hallamos en plena celebración del Adviento que anuncia a la Navidad, en los países de tradición Musulmana comienzan a celebrar el “Aid el Kebir” o “Fiesta Grande”, un momento que es especialmente importante en el Islam.

Efectivamente, la celebración del “Aid el Kebir” es el momento del calendario lunar por el que se rigen los Musulmanes más importante y en el que resulta indispensable la también “Fiesta del Sacrificio” o “Aid El Adha”, dos celebraciones en una en la que los Musulmanes festejan que el profeta Abraham (Ibrahim) recibiera la orden de Alá de sustituir el sacrificio de su hijo por el de un cordero, de ahí que también se conozcan estas fechas como “Fiesta del Cordero”.

El gozo de los Musulmanes en estas celebraciones responde a que, con el exhorto de Alá a Abraham, quedó establecida en el Islam la prohibición de los sacrificios humanos, confirmándose al tiempo que Ibrahim era “hanif” (término coránico que describe al hombre monoteísta que vive antes de la revelación del Corán, pero que no era ni Cristiano ni Judío), quien buscaba sinceramente a Dios siguiendo a su corazón y apartándose de los ídolos, recibiendo al tiempo el encargo de crear un templo con sus propias manos y la ayuda de su hijo.

En la celebración del “Aid el Kebir” los Musulmanes acuden a La Meca y, tras su peregrinación y plegarias, sacrifican un cordero (“Aid El Adha”), sacrificio que ha de reunir una serie de requisitos muy específicos que van desde el tipo de cuchillo a utilizar hasta la forma en que debe morir el cordero, siempre con la cabeza mirando hacia La Meca. En todo caso, el sacrificio lo debe hacer el Padre de Familia o un varón adulto, no debiendo sufrir el animal durante el sacrificio y no pudiendo haber otro animal cerca para evitar que éste, a su vez, sufra contemplando el sacrificio del otro. Toda la ceremonia se completa con una serie de actos que tienden a reforzar la idea de una celebración en Familia en la que todos los miembros de la misma comparten el cordero en un ambiente festivo en el que, asimismo, se baila, se disfrutan los dulces caseros y tradicionales y los niños reciben golosinas y regalos.

Estas celebraciones coinciden cada año con el décimo día del último mes del calendario musulman (10 “dilhija”), dos meses y 10 días después del Ramadán, lo que, en ocasiones, hace que coincidan con las Navidades de la tradición Cristiana de nuestro Calendario Gregoriano, conservando numerosas similitudes ambas festividades, tanto en cuanto a las fechas de la celebración como en cuanto a los actos que las acompañan (de hecho, casi coincidiendo con nuestra festividad de los Reyes Magos, en la tradición musulmana tiene lugar el “Muharram” (el primer día 10 del año), una festividad en la que los niños reciben regalos y golosinas. No en vano, nos encontramos ante una de las tres grandes religiones monoteístas, las cuales tienen un tronco u origen común, compartiendo una numerosa simbología, fiestas y celebraciones que vienen a coincidir en el calendario.

Y es precisamente este domingo cuando, un año más, la Comunidad Judía celebra el Jánuca, prolongándose durante ocho días esta celebración indispensable en el calendario judío, quizás la más importante.

Durante la llamada “Fiesta de las Luminarias” los judíos conmemoran el milagro antes mencionado, en el que la Menorá permaneció encendida durante ocho días con sólo aceite para un día. Y es durante esta celebración cuando los judíos, cada noche de Jánuca, encienden un brazo de la Menorá, hasta completar los ocho brazos del candelabro, momento en el que finaliza esta festividad. Ha de hacerse notar que la Menorá cuenta con ocho brazos más uno mayor (en total nueve brazos), siendo el mayor el que se enciende la primera noche de Jánuca, mientras que los ocho restantes el resto de noches.

El Jánuca se celebra, por tanto, durante ocho días, del 25 de kislev al 2 de Tevet (o el 3 de Tevet, cuando Kislev cuenta con sólo 29 días), según el calendario judío, fechas que varían según los años pero que, éste, coinciden con nuestra Navidad, lo que nos recuerda la coincidencia aproximada de las grandes festividades de las tres grandes religiones monoteístas en el tiempo (Jánuca, Eid al Adha y Navidad) y nos evoca una misma intención a la hora de celebrar, aunque con orígenes y significados distintos.El “Aid el Kebir” o “Fiesta Grande” en la tradición musulmana es un momento de celebración y recogimiento familiar, anunciándose ya el final de año (sólo faltarán 20 días en el calendario lunar mulsulmán) y el comienzo de un nuevo año para el que los buenos deseos se manifiestan en Familia, del mismo modo que ocurre en la tradición cristiana.

Si tienes la oportunidad de viajar a algún país musulmán durante estas fechas, vas a encontrarte con unas fechas muy especiales que los Musulmanes viven intensamente. Sería muy buena idea plantearte en tu viaje el disfrute de estas fiestas tan importantes y vivir un día con alguna familia musulmana, la intensidad de las celebraciones y el ambiente festivo que las rodea. Realmente, sería una experiencia inolvidable.